Radio Rojas

Más de 400 amigos nos acompañaron

El Nuevo Diario Rojense

inauguró modernas instalaciones


Fue el pasado sábado, en el marco de una reunión tan amena como multitudinaria, que incluyó un merecido reconocimiento a nuestro decano, Luis Minadeo, una oración ecuménica y el tradicional corte de cintas - La nueva estructura de la empresa, que alberga las sedes operativas y administrativas de dos medios periodísticos, generó la admiración de los centenares de rojenses que nos acompañaron en el acontecimiento
Tras un proceso agotador, esforzado y literalmente demoledor, pero satisfactorio a la vez, el pasado sábado 1ro. de agosto quedaron inauguradas en Lavalle 471 las nuevas instalaciones de esta empresa, que desde ese momento pasa a albergar la estructura administrativo-empresarial y operativa de dos medios periodísticos: El Nuevo Diario Rojense y FM 92.3 Radio Rojas.
Fue un acontecimiento sumamente grato y feliz para la gente de esta casa, a la luz de la satisfacción de que a partir de un esfuerzo genuino, sin otro respaldo que el afán de progresar y crecer, hemos logrado dotar a nuestro querido pueblo de una estructura periodística y empresarial que no guarda precedentes: esto fue logrado desde una auténtica empresa familiar, una verdadera pyme, que afrontó toda clase de obstáculos y los fue solventando, en la expectativa inquebrantable de crecer y mejorar, por Rojas, y por los rojenses.
En este marco, no podemos menos que consignar con sincera emoción, que en algún momento de la velada realizada el sábado en nuestras flamantes instalaciones, llegaron a casi medio millar los amigos que nos acompañaron. Pese al frío intenso de la noche, pese a que era un sábado y por ende muchos tenían compromisos anteriores, ninguno de los amigos que invitamos dejó de asistir a este evento de tanta significación para nosotros.
Esto, además de felices, nos deja enormemente obligados con esta comunidad que, evidentemente, de manera mayoritaria nos apoya; significa un enorme compromiso profesional, editorial, ético y humano, que no pensamos defraudar bajo ningún punto de vista.
Y por ende, como corresponde a gente que sabe serlo, manifestamos una vez más, y desde lo más profundo de nuestro corazón, un enorme ¡gracias! a todos quienes nos apoyaron y nos ayudan a seguir adelante en nuestra dura lucha diaria.
 
LA CEREMONIA
La ceremonia de inauguración, sencilla en su forma pero de profundo significado, incluyó un merecido homenaje a nuestro decano, Luis Alberto Minadeo, sin cuyo aporte humano y profesional nada de esto hubiese sido posible.
También incluyó una oración ecuménica, expresada por el presbítero local, Ángel Cuchetti, por el pastor evangélico Roberto Scrinzi, y  por el director municipal de prensa, Hugo Silveira, en su carácter de werken mapuche de este distrito; todos ellos amigos dilectos de esta casa desde sus inicios, quienes nos brindaron el invalorable apoyo de sus palabras de fe y esperanza.
Siguió el tradicional corte de cintas y la primera recorrida por las flamantes instalaciones, en previsión del ágape que vendría luego: la verdad es que nos colmaron las palabras de entusiasmo y felicitación que nos brindaron tantos amigos, al comprobar la magnitud de nuestra nueva casa.
 
AHORA, A SEGUIR
Fue, en suma, una noche feliz, con la casa llena de gente, de amigos, que nos acompañaron hasta muy pasada la medianoche -todo comenzó poco después de las veinte del sábado- y nos dieron moral, afectiva y humanamente, el empuje necesario para iniciar una nueva etapa en cuyo transcurso, indudablemente, no faltarán nuevos desafíos, nuevas dificultades pero, seguramente, no menudearán tampoco las alegrías...
 
ÉXITO DE NUESTRO ANUARIO
Fue una satisfacción más, en el marco de una semana agotadora: nuestra edición especial por nuestros primeros cinco años -un compendio con material nuevo y actualizado producido ex profeso- que redondeó las ciento veinte páginas y constituyó un verdadero éxito.
Habíamos dispuesto algún centenar de ejemplares para distribuir entre los amigos que nos visitaron el sábado, pero la verdad es que no alcanzaron; nos quedamos muy cortos.
Y tuvimos el gran placer de que nos manifestaran en todo momento sinceras felicitaciones por la calidad y el volumen del trabajo.
El anuario salió a la venta comercialmente ayer lunes, y la verdad es que se está vendiendo, como quién dice, como pan caliente, por lo cual si bien todavía quedan ejemplares, lo mejor será reservarlos en los locales del rubro.